bocas.es.

bocas.es.

Recetas de sopas caseras para depurar el organismo y calentar el cuerpo

Recetas de sopas caseras para depurar el organismo y calentar el cuerpo

Recetas de sopas caseras para depurar el organismo y calentar el cuerpo

Cuando llegan los días fríos y lluviosos, no hay nada mejor que una buena sopa para calentar el cuerpo y el alma. Y si además de estar deliciosa, nos ayuda a depurar nuestro organismo, ¡mejor que mejor! En este artículo, te propongo algunas recetas de sopas caseras que cumplen con ambos requisitos.

Receta 1: Sopa de verduras detox

Empecemos por una sopa depurativa, que nos ayudará a eliminar toxinas y líquidos retenidos. Para prepararla, necesitas los siguientes ingredientes:

- 1 cebolla
- 2 zanahorias
- 2 ramas de apio
- 1 puerro
- 1 calabacín
- 1 manojo de espinacas
- 1 litro de caldo de verduras
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal y pimienta negra molida

Elaboración:

1. Pela y pica la cebolla y el puerro. Limpia y trocea las zanahorias, el apio y el calabacín.
2. Pon una cazuela al fuego con un poco de aceite de oliva. Añade la cebolla y el puerro y sofríe a fuego medio hasta que estén dorados.
3. Añade el resto de las verduras y rehoga durante unos minutos.
4. Vierte el caldo de verduras y lleva a ebullición. Baja el fuego y deja cocer durante unos 20 minutos.
5. Añade las espinacas y cocina durante 5 minutos más.
6. Tritura la sopa con una batidora de mano hasta obtener una textura suave.
7. Salpimienta al gusto y sirve caliente.

Esta sopa es ideal como primer plato para una cena ligera o como almuerzo si la acompañas con alguna proteína vegetal (tofu, seitán, etc.).

Receta 2: Sopa de lentejas y espinacas

Esta sopa es perfecta para un día frío de invierno, ya que además de ser reconfortante, aporta una buena dosis de proteínas vegetales y hierro. Estos son los ingredientes que necesitas:

- 250 gramos de lentejas (mejor si son pardinas)
- 1 cebolla
- 2 zanahorias
- 2 ramas de apio
- 1 manojo de espinacas
- 1 litro de caldo de verduras
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal y pimienta negra molida

Elaboración:

1. Deja las lentejas en remojo durante al menos 8 horas (mejor toda la noche).
2. Pela y pica la cebolla y las zanahorias. Limpia y trocea el apio.
3. Pon una cazuela al fuego con un poco de aceite de oliva. Añade la cebolla y las zanahorias y sofríe hasta que estén doradas.
4. Añade el apio y las lentejas escurridas y rehoga durante unos minutos.
5. Vierte el caldo de verduras y lleva a ebullición. Baja el fuego y deja cocer durante unos 30-40 minutos, hasta que las lentejas estén tiernas.
6. Añade las espinacas y cocina durante 5 minutos más.
7. Salpimienta al gusto y sirve caliente.

Esta sopa acompaña muy bien con una rebanada de pan integral tostado.

Receta 3: Sopa de calabaza y jengibre

La calabaza es una hortaliza de temporada que nos aporta vitaminas, minerales y fibra. Además, combinada con jengibre, tiene propiedades antiinflamatorias y digestivas. Esta sopa es muy fácil de preparar y está deliciosa. Necesitas:

- 1 calabaza pequeña
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- Una rodaja de jengibre fresco (del tamaño de una moneda de 2 euros)
- 1 litro de caldo de verduras
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal y pimienta negra molida

Elaboración:

1. Pela y pica la cebolla y los ajos.
2. Lava y corta la calabaza en trozos grandes (no hace falta pelarla).
3. Pon una cazuela al fuego con un poco de aceite de oliva. Añade la cebolla y los ajos y sofríe hasta que estén dorados.
4. Añade los trozos de calabaza y la rodaja de jengibre y rehoga durante unos minutos.
5. Vierte el caldo de verduras y lleva a ebullición. Baja el fuego y deja cocer durante unos 20-30 minutos, hasta que la calabaza esté tierna.
6. Tritura la sopa con una batidora de mano hasta obtener una textura suave.
7. Salpimienta al gusto y sirve caliente.

Puedes decorar esta sopa con unas semillas de calabaza tostadas o unos croutons de pan.

Receta 4: Sopa de miso y algas

Terminamos con una sopa oriental, rica en minerales y probióticos. El miso es una pasta fermentada de soja (o de otros cereales) que se utiliza mucho en la cocina japonesa. Las algas son ricas en yodo, que es esencial para el buen funcionamiento de la tiroides. Para hacer esta sopa necesitas:

- 1 litro de caldo de verduras
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 1 zanahoria
- 1 puerro
- 50 gramos de tiras de alga wakame
- 2 cucharadas de pasta de miso (preferiblemente blanco)
- Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

1. Pela y pica la cebolla y los ajos. Limpia y trocea la zanahoria y el puerro.
2. Pon una cazuela al fuego con un poco de aceite de oliva. Añade la cebolla y los ajos y sofríe hasta que estén dorados.
3. Añade la zanahoria y el puerro y rehoga durante unos minutos.
4. Vierte el caldo de verduras y lleva a ebullición. Baja el fuego y deja cocer durante unos 10-15 minutos, hasta que las verduras estén tiernas.
5. Añade las tiras de alga wakame y cocina durante unos minutos más.
6. Disuelve la pasta de miso en un poco de caldo caliente y añade a la sopa. Remueve bien para que se integre.
7. Sirve caliente.

Puedes decorar esta sopa con un poco de cebollino picado o unas semillas de sésamo tostado.

Espero que te hayan gustado estas recetas de sopas caseras para depurar el organismo y calentar el cuerpo. ¡Buen provecho!